Tributo a Fidel en México

México (PL) La noticia sorprendió a todos en México, cuando aquí se conmemoraban 60 años de que Fidel Castro, junto a una pléyade de revolucionarios, zarpara en el yate Granma desde Tuxpan con proa al suroriente de Cuba.
Murió Fidel, decían muchos con dolor, quizás apostando a la inmortalidad del cuerpo junto a sus ideas. Los mensajes no dejan de llegar a la embajada de Cuba en la zona de Polanco de esta capital. Políticos de todas las tendencias, legisladores, empresarios, intelectuales y, sobre todo, de ciudadanos comunes.
Cientos de personas: mexicanos, cubanos residentes aquí y de otras nacionalidades; y embajadores llegan a la misión diplomática de la isla para firmar el libro de condolencias, depositar flores, mensajes, o realizar actos espontáneos de reconocimiento al líder cubano.
Es el caso de Alma Zaleta, humilde madre de tres hijos, acudió con estos a “rendirle tributo a Fidel, quien nos enseñó a luchar por el pueblo”, según dijo a Prensa Latina.
Parecido sucede También con Bismark Suárez, cubano originario de Santiago de Cuba, y líder de la orquesta Son Caliente. El y varios de los músicos de la agrupación colocaron una ofrenda floral y le dirigieron un pronunciamiento en el salón Granma de la embajada, donde están colocados tres libros de condolencia.
Afuera, en la calle Masaryk, la fila de personas no mengua para dejar constancia escrita de admiración al estadista cubano. El sitio es escenario de vigilias, de actos espontáneos de Universidades, agrupaciones políticas y de ciudadanos de a pie.
Y expresión de ello son las ofrendas florales que han convertido en jardín la valla exterior de la misión diplomática, donde además se intercalan veladoras y mensajes de todo tipo, pero con un mismo propósito: rendir tributo al legado de Fidel Castro.
*Corresponsal de Prensa Latina en México.
em/ool/ba