Museo del Armisticio, sitio de la memoria histórica en Francia

En el Museo del Armisticio, ubicado en Francia, los amantes de la historia pueden revivir la firma del pacto que puso fin a la Primera Guerra Mundial, un episodio histórico que el próximo año cumplirá un centenario.
En medio del silencio y la inmensidad de un bosque, la institución guarda los detalles históricos de la firma del pacto, suscrito el 11 de noviembre de 1918.
Ubicado en la localidad de Compiègne, a unos 80 kilómetros al norte de París, el museo tiene como principal atracción el llamado “Vagón del Armisticio”, vehículo donde se produjo la firma por el Mariscal Foch, Comandante Supremo del Frente Occidental.
Aunque el vagón original quedó destruido durante la Segunda Guerra Mundial, el museo guarda una réplica casi exacta en la cual se recrea con precisión histórica las circunstancias de la firma del Armisticio.
Dentro de la institución, también se exhiben fotografías, documentos y objetos originales de los días de aquella guerra que cambió la historia del siglo XX y de la humanidad.
En los exteriores, se conserva una estatua en honor al mariscal Foch y un tanque de guerra de un alto valor histórico, pues fue en esa contienda armada en la que por primera vez se emplearon esas máquinas de combate.
En medio de la bruma boscosa y de árboles gigantes, varios monumentos recuerdan a los innumerables soldados franceses caídos en el frente de batalla durante las dos guerras mundiales, mientras algunos carteles recuerdan que conservar la memoria histórica resulta vital para preservar la paz.
Rc/Lmg/ba