Fidel en el centro de Vietnam

Hanoi (Prensa Latina) En la ciudad de Dong Ha, capital de la central provincia de Quang Tri, una de las más sufridas durante la guerra de Vietnam, se abre una plaza que recuerda el paso de Fidel Castro por allí en septiembre de 1973.
En su punto más prominente, sobre un pedestal de mármol, está emplazado un busto en bronce de Fidel. Al fondo se alzan tres montículos que evocan las serranías donde se libraron los combates por la definitiva independencia de la isla.
En esos altillos crecen varias palmas reales, el árbol nacional de Cuba. Como telón de fondo, un pequeño lago artificial trae una clara remembranza al mar Caribe.
Vietnam perpetúa así el recuerdo del primer y único mandatario que en tiempos de la guerra cruzó el Paralelo 17 y recorrió varios escenarios bélicos sobre los que aún se cernía la amenaza de los bombardeos estadounidenses.
Cuando el entonces primer ministro cubano estuvo en Dong Ha, no había un edificio o casa que no mostrara las huellas de los bombardeos y los ametrallamientos. Se estima que sobre Quang Tri fueron lanzadas más de un millón de bombas.
Por eso los pobladores de Dong Ha dan por más que justificado recordar al amigo que viajó de una cara a la otra del planeta para llevarles un mensaje de aliento, solidaridad y confianza en que más temprano que tarde comenzarían a construir un Vietnam 10 veces más hermoso.
La inauguración de la plaza, primera en el mundo llamada Fidel Castro, se produjoel 15 de septiembre de 2018, justo a los 45 años de la visita del líder histórico de la Revolución cubana a Quang Tri.
arb/asg / gld

*Corresponsal de Prensa Latina en Vietnam