Ferrocarril en Cuba tiene 183 años de historias

El 19 de noviembre de 1837, Cuba estrenaba su ferrocarril, 11 años antes que España,su metrópoli, y sexta nación en el mundo luego de Inglaterra (1825), Estados Unidos (1828), Francia (1832) y Bélgica y Alemania (1835).
Las obras se habían iniciado el 9 de diciembre de 1835 y fueron un reto para los ingenieros, pues el tramo inicial, Habana-Bejucal, presentaba complejidades por los desniveles del terreno, además de la necesidad de un puente de sillería sobre el río Almendares.
La construcción demoró 23 meses y diez días,y tras la salida del primer tren hacia Bejucal, aquel 19 de noviembre hace 183 años, se continuó la ampliación de una obra que tuvo gran impacto en el desarrollo de la industria azucarera en el país.
En el 2002, la fecha fue escogida para fundar en la antigua Estación Cristina, en La Habana Vieja,el Museo del Ferrocarril cubano, una institución dedicada a resguardar la memoria de ese medio de transporte en la isla.
Allí se exponen equipos, instrumentos y documentos del sistema ferroviario en diferentes épocas; desde locomotoras de vapor, diésel o eléctricas, hasta fotografías, medios utilizados para el movimiento de los trenes e instrumentos empleados en las comunicaciones, entre otros.
El museo cuenta también con la reproducción de una sala de operaciones de una estación,tal cual era en la primera mitad del siglo XX; además de fotos y piezas vinculados al movimiento obrero en el sector ferroviario, y biblioteca y hemeroteca con una amplia colección sobre la historia del ferrocarril en Cuba.
*Periodista de la Redacción Nacional
Kmg/ba/vme