Paris Plages, para disfrutar al máximo el verano en Francia

París (PL) El verano llegó a Francia y, con él el esperado Paris Plages, un acontecimiento que cada año atrae a miles de nacionales y turistas a las orillas del río Sena, convertidas en una extensa playa artificial.
Alrededor de cinco mil toneladas de arena cubren la ribera del río a lo largo de varios kilómetros, espacio ocupado por familias, parejas, grupos de amigos y toda persona interesada en disfrutar del sol y las cálidas temperaturas del periodo estival.
Desde temprano en la mañana hasta la medianoche, ofertas hay para todos los gustos: unos toman sol para broncearse, otros aprovechan la tranquilidad para leer un libro, y muchos abarrotan las heladerías y cafeterías montadas para la ocasión.
La mayor agitación está en las áreas para las familias, donde los niños inundan el espacio con sus risas y travesuras, construyen castillos de arena y juegan con pelotas o perros.
Muchos emplean el paseo a orillas del río para entrenar el cuerpo: correr, montar bicicleta, hacer gimnasia al aire libre, participar en competencias deportivas o aprovechar las ofertas de una base náutica con kayaks, velas y otras propuestas.
Para los capitalinos, ir al Paris Plages es escapar de la rutina y hacer un viaje a un sitio de total relajación y disfrute.
No obstante, el paso frecuente de miembros de las fuerzas de seguridad (policías y gendarmes), con sus trajes y armas, recuerda a los vacacionistas que están en Francia, un país golpeado en los últimos meses por varios atentados terroristas.
Por eso, para el evento masivo que dura parte de julio y todo agosto, las autoridades mantienen movilizados a miles de efectivos con el fin de garantizar la tranquilidad y el disfrute de todos.
* Corresponsal de Prensa Latina en Francia.
Em/lmg/ba