Un paseo marítimo por Bata

Bata, Guinea Ecuatorial (PL) En la zona continental de Guinea Ecuatorial y separada de Malabo, la capital asentada en la isla de Bioko, por unos 300 kilómetros, Bata seduce con un paseo marítimo que atrae por su estética y sobriedad.
Bancos, farolas, fuentes y palmas combinados en un diseño con influencia moderna se suceden a lo largo de más de 10 kilómetros, en los que sobresale la Torre de la Libertad, un monumento inaugurado en octubre de 2011 durante las fiestas por la independencia del país.
De noche, y gracias a un sistema de iluminación, la torre cambia de colores, y en su parte superior un restaurante giratorio deja ver desde distintas perspectivas buena parte de la ciudad, que alberga a unos 160 mil habitantes.
A lo largo del estrecho muro que bordea el litoral, el visitante encuentra las formas más caprichosas de la naturaleza en piedras y organismos marítimos, y hasta los restos de lo que cuentan es un barco hundido décadas atrás.
Según el vicealcalde de Bata, Francisco García, la construcción del paseo, iniciada hace aproximadamente seis años, ha tenido tres fases, y actualmente se culmina la última, en dirección hacia el puerto de la urbe, antes una terminal pequeña y ahora una “magnífica”, aseveró.
En la zona portuaria se puede apreciar la ciudad industrial, con todas las empresas del sector forestal, las embotelladoras de agua y vino, así como las fábricas de cemento y bloques para las obras de construcción, según destacó en diálogo con Prensa Latina.
* Enviada especial de Prensa Latina.
em/las/ba