Tailandia a la conquista del mercado vietnamita

Hanoi (PL) En respuesta a una reciente y similar “invasión” vietnamita en Bangkok, Tailandia instaló sus productos más subyugantes en el Centro Internacional de Exposiciones de esta capital, incluidas comidas y bebidas.

Con entrada gratuita al público para que las “bajas” vietnamitas fueran más, la embajada tailandesa y varias entidades de ese país plantaron en aquel lugar nada menos que 192 stands.
Una buena parte de los puestos expuso el rico surtido de la gastronomía siamesa, pero también abundaron las ofertas de equipos electrodomésticos, ropa y accesorios, productos de belleza y para el cuidado de la salud y diversos servicios de alta demanda.

Por si sus “armas” fueran pocas, Tailandia también desembarcó en Hanoi con una nutrida legión de danzantes y otros artistas, dispuestos todos a tomar revancha de una reciente incursión vietnamita en su tierra.
Del 27 de julio al 2 de agosto último, unas 40 empresas de este país, principalmente comercializadoras de dulces, bebidas, té, café, conservas y frutas frescas, irrumpieron en Bangkok con la intención de conquistar los paladares tailandeses.

En su surtida canasta, empero, llevaban también un ramo de olivo, señal universal e incontestable de que la incursión no podía sino llevar intenciones pacíficas y de buena vecindad.

Fueron esos los mismos designios de las 113 empresas tailandesas que tomaron posiciones en Hanoi, dispuestas a firmar, a modo de armisticios, cuantos contratos pudieran con sus contrapartes vietnamitas.
Tal vez por eso, durante casi los mismos días el primer ministro de Vietnam, Nguyen Xuan Phuc, visitó Tailandia y al final firmó con su colega Prayut Chan-ochae una declaración donde por ninguna parte hubo inconveniencias diplomáticas.

* Corresponsales de Prensa Latina en Vietnam.

ema/asg/gld