Ámsterdam: mucho más que canales, flores y bicicletas

Ámsterdam (PL) Cualquier agencia turística que desee vender un viaje a Ámsterdam promocionará, como grandes atractivos, sus románticos canales, su patrimonio de flores o las típicas calles repletas de bicicletas.
Ciertamente, pocas urbes del planeta pueden igualar a la capital holandesa en lo referido a sus campos poblados de flores de toda variedad y color, los canales concéntricos que suman más de 100 kilómetros, o el uso masivo de bicicletas que infunde un aire de dinamismo y juventud.
Sin embargo, apenas una corta estancia basta para descubrir que Ámsterdam posee una lista interminable de atractivos, capaces de satisfacer los más variados gustos.
Los amantes del arte pueden encontrar allí numerosos museos generales como el Rijksmuseum, y otros dedicados a artistas holandeses de la talla de Rembrandt, un maestro de la pintura barroca.
La urbe, ubicada en el norte de Europa, posee una impresionante arquitectura con edificaciones que datan de los siglos XIV y XV, pero también construcciones que siguen las más modernas tendencias.
Para los curiosos, el casco antiguo de Ámsterdam guarda secretos como que en la época de la urbanización en torno a los canales, lo más caro era el terreno ocupado por las fachadas, y por esa razón uno de los rasgos más representativos en la actualidad son las casas y edificios con frente estrecho y mucha profundidad.
Los interesados en la historia tienen en la ciudad una joya: la casa-museo de Ana Frank -autora de un diario mundialmente famoso-, sitio en el cual es posible repasar la vida de la adolescente y de todos los que un día murieron víctimas del Holocausto.
Por otro lado, quienes viajan deseosos de disfrutar los placeres de la mesa, pueden encontrar la cotizada cerveza holandesa, sobre todo la Heineken, y unos magníficos museos del queso donde degustar manjares como hechos para dioses.
Alrededor de 17 millones de extranjeros visitan cada año esta ciudad dotada de una personalidad singular, y cuyo ambiente de diversión y desenfado la convierten en una de las capitales europeas del turismo joven.
* Corresponsal de Prensa Latina en Francia.
Ema/lmg/jmc/ba