Colores, ritos y recuerdos en Día de Muertos en México

México (PL)Como parte de las conmemoraciones por el Día de Muertos, la zona más antigua de la capital azteca se transformó, gracias al imaginario de artesanos y artistas, en centro de homenaje para víctimas y salvadores del terremoto del pasado 19 de septiembre.
El Zócalo, frente a la Catedral Metropolitana de la Asunción de la Santísima Virgen María a los cielos de Ciudad de México, sede de la Arquidiócesis Primada del país, se colmó de colores, ofrendas y público.
Es una verbena donde se comparte música y golosinas, en especial el “pan de muerto” que el 2 de noviembre se reparte de forma gratuita a miles de capitalinos que concurren a la gran plaza, donde estaba el Templo Mayor, centro de la vida religiosa mexica, uno de los edificios ceremoniales más famosos de su época.
La imagen de la festividad es una calavera integrada por elementos tradicionales y donde se comparte los ritos prehispánicos y de las fiestas católicas.
Un elemento muy significativo era el Árbol de la vida, un homenaje participativo, donde las personas que perdieron a sus seres queridos colocaron sus fotos.
Esta celebración es una buena ocasión para ayudar a los niños a comprender un tema tan delicado como el momento que nos toque despedirnos de la vida, aseguró a Prensa Latina Rosario Vedarte, decorador en festividades religiosas.
Ayuda al entendimiento del fin de la vida de forma normal y los lleva a comprender su irreversibilidad, agregó.
Este año la Fundación del Centro Histórico dedicó la XVII edición del Concurso de Ofrendas “Conmemora a tus muertos” a los 110 años del nacimiento de Frida Kahlo (1907-1954).
Kahlo y su esposo, el pintor universal Diego Rivera, compartieron el gusto por el arte popular mexicano de raíces indígenas, inspirando a otros creadores del periodo postrevolucionario.

* Corresponsal de Prensa Latina en México.

Em/rga/gld