Calles vacías

Las Calles, plazas y parques están vacios. Desde el magnífico hotel Inglaterra de La Habana, hasta la suntuosa plaza de la Catedral de esta propia urbe, se respira por estos días aires de obligada desolación. La Covid 19 - enfermedad que produce el nuevo coronavirus SARSCoV-2 -, ha obligado a que las bullangueras, pintorescas, hermosas y ancestrales calles habaneras de más de 5 siglos estén hoy desiertas o casi desiertas. En concordancia con el clamor internacional de quedarse en casa para combatir la pandemia, los habaneros están cumpliendo, solo a ratos puede verse en las calles de la capital caribeña algún que otro gato arrabalero y un perro callejero que se cruza, bandadas de palomas que se agitan en presencia de algún transeúnte en busca de algún sustento, escasas migajas de pan que antes fueron tan abundantes.
*Jefe de Fotografia
P@nchito/ba