Café La Habana, en el corazón de la Ciudad de México

El café La Habana, ubicado en la esquina de Bucareli y Morelos, a unos 200 metros de la Secretaría de Gobernación, en la Ciudad de México, es uno de esos lugares de esta ciudad que hace historia.

Fue inaugurado en 1952 por un español, quien trabajó en uno similar en la capital cubana y cuando ahorró un poco de dinero viajó a México y montó un negocio a imagen y semejanza del dejado en la Isla, pero que luego perdió por deudas.

Para el éxito de su empeño, el lugar no pudo ser mejor, pues en la zona se asentaban grandes grupos de emigrantes cubanos.

Con el tiempo, y sobre todo por el buen café que todavía hoy se sirve, este siempre fue un punto de reunión de periodistas y reporteros que intercambiaban sus notas en épocas cuando no había Internet y el más adelantado medio era la radio. También era muy frecuentado por políticos, comerciantes y hombres de negocios.

Imágenes de los más emblemáticos sitios de La Habana cuelgan de las paredes, mientras una gran tarja le recuerda al visitante que grandes personalidades estuvieron de paso por México, como Fidel Castro, Ernesto Che Guevara y Gabriel García Márquez, o nacieron en estas tierras, como Octavio Paz.

Muchos han preferido este lugar para el encuentro, por su nombre, historia y por disfrutar de una taza de café cubano doble o sencillo, con o sin ron.