Artistas guatemaltecos crean su Martí

José Martí es uno de los seres humanos de este mundo a los cuales hay que volver, pese a los años transcurridos desde su caída en combate el 19 de mayo de 1895 en pro de la independencia de Cuba.

De diversas maneras se recuerda el legado del revolucionario cabal, como en la exposición inaugurada en Guatemala por una veintena de creadores del Sindicato de Trabajadores de las Artes Plásticas.

Las obras pictóricas y escultóricas permanecen expuestas al público en la Casa de la Cultura de la zona uno de la capital guatemalteca.
Los creadores recuerdan al Martí escritor, político, enamorado o en el momento de su muerte en el campo de batalla a través de grabados, óleos y bajorrelieves.

Durante una estancia de menos de dos años en Guatemala (1877 y 1878), aquel joven talentoso y dedicado concibió el folleto Guatemala, el poema indio Patria y Libertad, mientras proyectó publicar la Revista Guatemalteca.

Impartió clases en la Universidad de San Carlos, en la Escuela Normal de Varones, en el Instituto Nacional de Señoritas. También llegó a ser el vicepresidente de la Sociedad Literaria El Porvenir.

Toda esta labor de servicio y creación la desplegó con 24 y 25 años de edad en la denominada tierra del quetzal.

jhb/rsm