Llega la serpiente a China

Los habitantes de China se preparan para despedir el Dragón y recibir el Año de la Serpiente, un animal que inunda los mercados en todas formas y colores y que es considerado astuto, sagaz y de gran sabiduría.

En la última semana del Año del Dragón, los chinos comienzan a viajar a sus lugares de origen o parten a visitar amigos en cualquier parte del país para despedirlo la medianoche del 9 de febrero y dar la bienvenida a la Serpiente el día 10.

Este animal sagrado, positivo, elegante y de buena suerte, muy vinculado con el conocimiento según la astrología china, es también capaz de adaptarse al papel que le toca desempeñar en la vida y es considerado discreto.

En vísperas de las fiestas, que se extenderán por dos semanas, las ciudades se engalanan, y sus habitantes acuden a los mercados en busca de adornos alegóricos juguetes para los pequeños y de fuegos artificiales y cohetes, aunque en esta ocasión las autoridades han pedido limitar su uso en bien del medio ambiente.

Para este nuevo año, los chinos hacen votos para una mejor vida y el avance del país, una aspiración que comparte totalmente la nueve dirigencia de este vasto estado asiático que ocupa el segundo lugar de las economías del mundo.