India: Días del dios-mono

Nueva Delhi, (PL) Respetados, y consentidos casi hasta la malacrianza, los monos en la India estuvieron hace unos días más de fiesta que nunca al celebrarse el cumpleaños de Hanuman, el dios-mono al que los hindúes consideran un epítome de fuerza y fidelidad.
En el Hanuman Jayanti o Día de Hanuman la gente colma los templos para ofrendarle golosinas y “pujas” (oraciones), por lo regular llevando en las frentes un “tilak” (marca) trazado con sándalo, del mismo color bermellón con que suelen cubrir las estatuas del legendario personaje, mitad mono, mitad humano.
Según cuenta el Ramayana, una de las grandes obras épicas de la literatura sánscrita, Hanuman y su ejército de monos construyeron un puente hasta la vecina isla de Lanka para ayudar a Rama a rescatar a su amada Sita de Ravana, el Demonio.
En recordación a su hazaña, los monos son por estos días los principales personajes de obras danzarias, teatrales y musicales; inspiradores de los regalos y saludos que intercambian familiares y amigos, y sugerentes motivadores de los elegantes saris y las refulgentes joyas tradicionales que llevan las damas.
Este, obviamente, no es un dios al que pueda contentarse con una simple banana.
Asg/rcg/dpr